REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
CORTE DE APELACIONES
CIRCUITO JUDICIAL PENAL DEL ESTADO VARGAS

Macuto, 24 de octubre de 2007
197° y 148°


Corresponde a esta Alzada resolver sobre la admisibilidad del recurso de apelación interpuesto por los profesionales del derecho ALDO GONZALEZ y DAMASO CABRERA, en su carácter de Fiscales del Ministerio Público, en contra de la decisión dictada en fecha 09 de agosto de 2007, por el Juzgado Primero de Control de este Circuito Judicial Penal, mediante el cual decretó el sobreseimiento en la causa seguida a los ciudadanos FRANCISCO JOSE CUMARE, FRANCISCO CORREA MARCANO, JOE FRANK SMITH GIL.

En fecha 03 de octubre de 2007 llegó a este Órgano Colegiado la presente causa, la cual se identificó con el N° WP01-R-2007-000197 y se designó ponente a la Dra. Roraima Medina García.

Siendo la oportunidad para resolver sobre la admisibilidad del recurso, esta Corte observa y decide lo siguiente:

DE LA ADMISIBILIDAD

El auto impugnado data del 09 de agosto de 2007 (folios 112 al 134 de la causa).

Verificadas las actas que integran la presente causa, se observa que los recurrentes poseen legitimación para recurrir en alzada.

Asimismo el 17 de septiembre de 2007, el Ministerio Público consignó el escrito de apelación; es decir, dentro de los diez (10) días hábiles luego de haberse publicado la motivación del fallo, por lo que considera esta Alzada que el medio de impugnación fue ejercido tempestivamente, tal y como consta en cómputo efectuado por el Tribunal de Primera Instancia (f. 149 de la causa).

Asimismo se desprende del escrito del Ministerio Público, inserto a los folios 2 al 9 de la causa, que ejerce su recurso de apelación, atendiendo al contenido del artículo 453 del Código Orgánico Procesal Penal.
En este sentido, el artículo 447 del Código Orgánico Procesal Penal, reza: “...Son recurribles ante la corte de apelaciones las siguientes decisiones: 1. Las que pongan fin al proceso o hagan imposible su continuación (…)”.

Ahora bien, en cuanto a la fundamentación presentada por el Ministerio Pùblico, en su recurso de apelación, la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia, estableció en sentencia de fecha 1 de marzo de 2007, con ponencia del magistrado Héctor Manuel Coronado Flores, expediente N° 0140, lo siguiente:

“…Tal como lo denuncia el impugnante, la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas, no dio el correspondiente trámite al recurso de apelación propuesto contra la decisión del Juzgado Cuadragésimo Tercero de Control del mismo Circuito Judicial, que decretó el sobreseimiento de la causa, decisión que por su naturaleza, en cuanto pone término al procedimiento y tiene la autoridad de cosa juzgada (artículo 319 eiusdem), debe equipararse a una sentencia definitiva, debiéndose atender a los fines de su impugnación a las disposiciones que regulan la apelación de sentencia definitiva, previstas en el Capítulo II, Título I del Libro Cuarto del Código Orgánico Procesal Penal. En tal sentido, esta Sala de Casación Penal en la sentencia N° 535 de fecha 11 de agosto de 2005, ponencia del Magistrado Héctor Manuel Coronado Flores, expresó: “…A pesar de que los artículos 324 y 325 del Código Orgánico Procesal Penal se refieren a la decisión que decrete el sobreseimiento como un ‘auto’, por la naturaleza de esta decisión, en cuanto pone fin al proceso e impide su continuación, con autoridad de cosa juzgada, debe equipararse a una sentencia definitiva, debiéndose atender a los fines de su impugnación a las disposiciones que regulan la apelación de sentencia definitiva, previstas en el Capítulo II, Título I del Libro Cuarto del Código Orgánico Procesal Penal. De tal forma que en el presente caso, la Sala Nº 2 de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Carabobo, luego de haber admitido los recursos de apelación propuestos contra la decisión del Juzgado de Juicio, que en audiencia especial convocada antes del juicio oral y público, decretó el sobreseimiento de la causa seguida al acusado, por prescripción de la acción penal, debió convocar la audiencia oral para que las partes debatieran sobre los fundamentos de la apelación (…) La Corte de Apelaciones al decidir las apelaciones propuestas sin haber convocado la audiencia oral para que las partes debatieran sobre los fundamentos de los recursos propuestos, infringió, por falta de aplicación, el artículo 456 del Código Orgánico Procesal Penal y vulneró el debido proceso y el derecho a la defensa, previstos en el artículo 49 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y 1º y 12 del referido Código…”. La Sala Constitucional al declarar no ha lugar la solicitud de revisión constitucional de la referida sentencia dictada por esta Sala de Casación Penal de fecha 11 de agosto de 2005, señaló: “…se advierte que tal como lo expresó la Sala de Casación Penal en la sentencia objeto de revisión, se aprecia que el auto que declara el sobreseimiento de la causa, es una decisión que pone fin al proceso e impide su continuación, por lo cual, dicho pronunciamiento debe equipararse a una sentencia definitiva en cuanto a sus efectos procesales (…) En consecuencia, debe concluirse que si bien el Código Orgánico Procesal Penal califica a la decisión que declara el sobreseimiento de la causa como un auto, éste debe calificarse como un auto con fuerza de definitiva que causa gravamen irreparable (…) En otro orden de ideas, con respecto a la declaratoria de nulidad de la sentencia dictada por la Sala Nº 2 de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Carabobo, el 11 de octubre de 2004, por no haber celebrado la audiencia oral y pública en la cual se debieron haber debatido oralmente los fundamentos del recurso de apelación, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 456 del Código Orgánico Procesal Penal, se aprecia que tal como expresamente lo dispuso el solicitante, la referida Corte de Apelaciones debió convocar a la audiencia oral y pública conforme a la obligación expresa establecida en el artículo 455 eiusdem (…) Adicionalmente a ello, aprecia esta Sala que la argumentación expuesta por la Sala de Casación Penal no deja duda alguna respecto, en cuanto a la vulneración a los derechos al debido proceso y a la defensa de las partes intervinientes en el proceso, por cuanto el artículo 456 del Código Orgánico Procesal Penal establece la forma en que debe realizarse dicha audiencia y en este se encuentra garantizado el derecho a ser oído en la misma…”. (Sent. N° 1 de fecha 11 de enero de 2006, ponencia de la Magistrado Luisa Estella Morales Lamuño). Asimismo, esta Sala de Casación Penal, en sentencia N° 404, de fecha 10 de agosto de 2006, ponencia del Magistrado Eladio Aponte Aponte, estableció: “…el recurso de apelación no fue tramitado según lo regulado en el Título II, Capítulo II, del Código Orgánico Procesal Penal, que estipula lo concerniente al lapso para impugnar la sentencia definitiva dictada por el Tribunal de Primera Instancia. En la presente causa, el fallo dictado por el Juzgado Décimo Quinto de Primera Instancia en Funciones de Control del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas, declaró el sobreseimiento y tal declaratoria, de acuerdo con la jurisprudencia de las Salas Constitucional y Penal, tienen el carácter de sentencia definitiva y por ello, debe acogerse su impugnación según lo previsto en el Título anteriormente señalado. (…) la Sala advierte que en el presente caso, la Corte de Apelaciones decidió la apelación interpuesta sin haber convocado a la audiencia como lo ordena el artículo 456 del Código Orgánico Procesal Penal, vulnerando así el debido proceso y el derecho a la defensa de las partes, causándosele un estado de desigualdad e indefensión…”.

De la Jurisprudencia antes transcrita, se desprende que el Tribunal Supremo de Justicia, cambió de criterio en cuanto al procedimiento a seguir en la tramitación de los recursos ejercidos contra decisiones que acuerden los sobreseimientos en cualquier fase, el cual a partir de esa fecha, se regirá conforme a las disposiciones del Libro Cuarto, Título I, Capitulo II “De la apelación de sentencias”, del Código Orgánico Procesal Penal, razón por la cual esta Alzada pasará a resolver lo atinente a la admisión.

De esta manera y atendiendo al contenido del artículo 450 ejusdem, que en su encabezamiento contempla: “...recibidas las actuaciones, la corte de apelaciones, decidirá sobre su admisibilidad...”, y no encontrándose incurso el presente recurso en ninguna de las causales de inadmisibilidad establecidas en el artículo 437 ibidem, considera la Sala que es procedente ADMITIR el recurso de apelación por los profesionales del derecho ALDO GONZALEZ y DAMASO CABRERA, en su carácter de Fiscales del Ministerio Público, en contra de la decisión dictada en fecha 09 de agosto de 2007, por el Juzgado Primero de Control de este Circuito Judicial Penal, mediante el cual decretó el sobreseimiento en la causa seguida a los ciudadanos FRANCISCO JOSE CUMARE, FRANCISCO CORREA MARCANO, JOE FRANK SMITH GIL. Y así se declara.

CONTESTACIÓN DEL RECURSO POR PARTE DE LOS
DEFENSORES PRIVADOS

Los abogados JULIA CORREA y MARCO OSORIO, en su carácter de Defensores Privados de los ciudadanos FRANCISCO JOSE CUMARE, FRANCISCO CORREA MARCANO, JOE FRANK SMITH GIL, fueron emplazadas para responder el recurso en fecha 18/09/2007, dándose por notificada el 24/09/2007 y consignaron la contestación en fecha 26/09/2007, es decir, dentro del lapso de cinco días previsto en el artículo 454 del Código Orgánico Procesal Penal, razón por la cual se admite el escrito de contestación. Así se decide.
DE LA FIJACIÓN DE AUDIENCIA


Habiéndose declarado admisible el recurso interpuesto, se acuerda fijar la audiencia pública, prevista en el artículo 455 del Código Orgánico Procesal Penal, para el 08/11/2007, a las 11:00 horas de la mañana, para debatir oralmente sobre el fundamento del recurso, en los términos que fue admitido por esta Corte.

DISPOSITIVA


En razón de lo expuesto, la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Vargas, administrando Justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la ley, dicta los siguientes pronunciamientos:

PRIMERO: ADMITE el recurso de apelación por los profesionales del derecho ALDO GONZALEZ y DAMASO CABRERA, en su carácter de Fiscales del Ministerio Público, en contra de la decisión dictada en fecha 09 de agosto de 2007, por el Juzgado Primero de Control de este Circuito Judicial Penal, mediante el cual decretó el sobreseimiento en la causa seguida a los ciudadanos FRANCISCO JOSE CUMARE, FRANCISCO CORREA MARCANO, JOE FRANK SMITH GIL.
SEGUNDO: ADMITE la contestación del recurso de apelación interpuesto por los abogados JULIA CORREA y MARCO OSORIO, en su carácter de Defensores Privados de los ciudadanos FRANCISCO JOSE CUMARE, FRANCISCO CORREA MARCANO, JOE FRANK SMITH GIL.
TERCERO: Fija la audiencia pública para el 08/11/2007, a las 11:00 horas de la mañana de conformidad con lo establecido en los artículos 455 en su primer aparte y 456, ambos del Código Orgánico Procesal Penal.

Publíquese, regístrese, déjese copia de la presente decisión y líbrense las correspondientes boletas de notificación. Cúmplase.

LA JUEZ PRESIDENTE,


Dra. RORAIMA MEDINA GARCIA


LA JUEZ PONENTE EL JUEZ



Dra. OFELIA RONQUILLO PEREZ DR. EDGAR FUENMAYOR DE LA TORRE


LA SECRETARIA,

Abg. ANA FERNANDES

En la misma fecha, se registró la decisión y se dejó copia.

LA SECRETARIA,

Abg. ANA FERNANDES


Asunto: WP01-R-2007-000197